Your message was sent successfully

Rellene el formulario

O llámenos al
+34 94 470 07 05

Espacios de trabajo inclusivos

Share

“Diseñar espacios de trabajo a favor de la inclusividad es diseñar en beneficio de todos”

El diseño inclusivo del lugar de trabajo es un factor fundamental para mejorar el sentido de pertenencia y ayudar a las personas a sentirse cómodas. Por ello, las empresas que lo potencian disponen de una variedad de talento más amplia, lo que puede traducirse en una ventaja comercial y de negocio.

La importancia del diseño para la inclusión

La clave pasa por plantear en cada proyecto un diseño universal e inclusivo para todos los espacios de trabajo que ocupa una empresa. Originalmente, la piedra angular de este concepto era la accesibilidad como premisa para que cualquier trabajador, independientemente de sus capacidades, pudiera utilizar todas las áreas de una oficina, pero después poco a poco han entrado en juego factores relacionados con la equidad de género, la orientación sexual, la edad y otros tipos de variables visuales, auditivas, cognitivas, etc., que también deben ser contemplados en el acondicionamiento de una oficina 100% universal e inclusiva.

Para que el diseño de una oficina sea inclusivo debe cumplir, entre otras, las siguientes características:

  • Espacios libres de barreras arquitectónicas
  • Layouts y distribución de los espacios sencillos de reconocer y seguir incluso por las personas con discapacidad visual
  • Colocación de señalética que sea fácil de identificar en cuanto a su color y localización
  • Diferenciación clara de una zona a otra utilizando diferentes materiales y cambios en el diseño
  • Disponibilidad de cuartos de baño de género neutro
  • Disponibilidad de espacios silenciosos y privados que favorezcan la concentración a disposición de las personas que lo necesiten
  • Posibilidad de personalizar los niveles de iluminación en función de las necesidades, no sólo de la luz natural sino de otros factores, por ejemplo, regulándolos a la baja en el caso de las personas neurodivergentes o al alza en caso de los empleados de más edad.
  • Incorporar criterios de diseño que creen transiciones, secuencias que faciliten el uso de los diferentes espacios y el paso de unos a otros. Por ejemplo, en el caso de las personas neurodivergentes, definir los espacios de circulación mediante elementos (de marca, diseño, iluminación, etc.) para facilitar la orientación en la oficina
  • En los casos en los que la oficina incorpore una cafetería, es necesario tener en cuenta la necesidad de que la oferta de alimentos sea diversa tanto desde el punto de vista cultural, como desde el punto de vista de la nutrición (es decir, vigilar la presencia de alérgenos u otros alimentos que pueden causar reacciones adversas en los empleados a causa de alguna intolerancia alimenticia) y aportar la información nutricional o de alérgenos necesaria.
  • Elementos decorativos e inspiracionales inclusivos respetuosos con la cultura local donde se ubica el espacio
  • Medidas que reduzcan en la medida de los posible, la huella medioambiental y que involucren a los equipos locales
  • Acciones de responsabilidad social corporativa que tengan impacto directo en las comunidades donde se ubican los espacios

El diseño inclusivo como ventaja laboral y comercial

Las empresas que potencian el diseño inclusivo disponen de una variedad de talento más amplia, lo que puede traducirse en una ventaja comercial y de negocio. Los empleados pertenecientes a la generación de los millennials, por ejemplo, pueden tener necesidades y prioridades muy diferentes a los baby boomers y es necesario tomar en consideración todas estas variables a la hora de planificar el entorno de trabajo como un lugar 100% inclusivo.

En las empresas actuales, compuestas por hasta cinco generaciones de trabajadores, el diseño inclusivo no solo puede ayudar a que cualquiera de ellos sea representado de forma equitativa, sino hacerles sentir bienvenidos, valiosos y productivos. En este sentido, el enfoque inclusivo representa una clara ventaja tanto para las empresas como para los empleados. Al fin y al cabo, diseñar a favor de la inclusividad es diseñar en beneficio de todos.

Visto en El inmobiliario mes a mes

Deja un comentario